Publicado el: 22 julio 2016

UE llama a sus socios internacionales a firmar tratado de la OMS para la eliminación del comercio Ilícito de tabaco

A los ciudadanos europeos les preocupa la pérdida de ingresos como consecuencia del tráfico ilegal de cigarrillos, y esperan que se tomen medidas para hacer frente a esta situación. Para hacer frente a los efectos nocivos del comercio ilícito de tabaco se requiere una actuación continuada dentro y fuera de Europa, y la UE tiene que trabajar en esa dirección con sus socios internacionales. La UE ha hecho hoy un llamamiento a otros países para que sigan su ejemplo y firmen el Protocolo de la OMS para la eliminación del comercio Ilícito de productos de tabaco («el Protocolo del CMCT»).

La UE ha conducido la iniciativa en la negociación del Protocolo bajo los auspicios de la OMS. A raíz de una propuesta de la Comisión, la UE ratificó el Protocolo del CMCT el 24 de junio de 2016. Para entrar en vigor, el Protocolo requiere 40 ratificaciones. Hasta la fecha se han efectuado 18 ratificaciones.

Dado que el comercio ilícito de tabaco es un problema mundial, exige una cooperación a escala mundial. El Protocolo del CMCT es el primer tratado internacional destinado a combatir el contrabando de tabaco. Establece medidas para proteger la cadena de suministro mediante la creación de un régimen global de seguimiento y rastreo, la concesión de licencias, la diligencia debida y otros requisitos relativos al mantenimiento de registros. También prevé la cooperación internacional mediante la asistencia mutua entre autoridades y el aumento de las sanciones.

En el acto de ratificación por la UE del Protocolo del CMCT, Kristalina Georgieva, vicepresidenta de la Comisión Europea, declaró: «El comercio ilícito de tabaco pone en peligro la salud de nuestros ciudadanos y es una sangría para los presupuestos públicos. Solo un tratado internacional de las Naciones Unidas con obligaciones vinculantes, como es el Protocolo para la
eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco, puede hacer frente de forma adecuada a los grandes retos que afrontamos, y por lo tanto instamos a todos los países socios de todo el mundo a ratificarlo o adherirse al mismo lo antes posible».

El comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, añadió: «El tabaco es responsable de la pérdida de unas 700.000 vidas cada año en toda la UE. El comercio ilícito de productos de tabaco socava las políticas de salud pública destinadas a reducir el tabaquismo al facilitar productos que no cumplen las normas de la UE, pues los productos del tabaco deben llevar advertencias sanitarias y respetar la limitación de aditivos y aromas. Tal como establece el Protocolo, los servicios sanitarios de la Comisión están configurando un sistema de seguimiento y rastreo de los productos del tabaco en toda la UE que contribuirá a frenar el comercio ilegal».

«En la UE, el mercado ilícito de tabaco ha crecido a un ritmo llamativo, con contrabando y falsificación de cigarrillos en todos los Estados miembros. Pero no se trata solo de un problema de la UE», manifestó el ministro de Asuntos Exteriores y Europeos Miroslav Lajčák. También subrayó que «este fenómeno mundial requiere soluciones mundiales, y el Protocolo constituye el primer instrumento internacional para hacer frente a este reto».

Antecedentes

Una encuesta a escala de la Unión Europea ha puesto de manifiesto el desconocimiento del hecho de que el mercado negro de cigarrillos es una importante fuente de ingresos para la delincuencia organizada. La Comisión Europea y las autoridades aduaneras de los Estados miembros están poniendo en práctica el Plan de Acción de 2013 que figura en la Estrategia para intensificar la lucha contra el contrabando de cigarrillos y otras formas de tráfico ilícito de productos del tabaco. Esto incluye la aplicación del método de seguimiento y rastreo en virtud de la Directiva sobre los productos del tabaco de 2014, así como la ratificación y la promoción mundial del Protocolo del CMCT. Al mismo tiempo, la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) ha intensificado su cooperación policial con las autoridades aduaneras nacionales. El año pasado, la cantidad de Consejo de la UE cigarrillos decomisados con apoyo de la OLAF alcanzó un nuevo récord, con 600 millones de cigarrillos confiscados.

Etiquetas: