TV de Pago

Descripción

La industria de Telecomunicaciones en Chile tiene un total de 3.050.347 suscriptores en servicio de TV paga. Los principales operadores, según Subtel, a diciembre de 2016 por orden de participación de mercado son:

  • VTR 34.2%
  • Movistar 21.3%
  • DIRECTV 18.9%
  • Claro 13.5%

La Subsecretaría de Telecomunicaciones emite todos los trimestres un informe estadístico de esta industria, con datos que incluyen el cierre del trimestre anterior. Su última entrega de abril de 2017 (que corresponden a cifras de diciembre del 2016), refleja que la penetración de la TV de Pago en Chile alcanzó un 53,8%. Actualmente, los accesos satelitales (51,5%) superan a los alámbricos (48,5%).

Impacto del comercio ilegal

Chile es uno de los países latinoamericanos donde la industria de las telecomunicaciones ha crecido considerablemente, especialmente en cuanto a la penetración de Internet, telefonía de pago y televisión. Sin embargo, la piratería es una amenaza constante tanto para los operadores, como para los consumidores y la industria en general.

El FTA (Free to Air) es un tipo de transmisión satelital de señal libre que no necesita ningún tipo de programación especial. Una vez adquiridos en comercios formales e informales, los usuarios pueden hacer uso indebido de señales privadas, sin pagos mensuales ni contratos de por medio. Este sistema, además de ser ilícito e irregular, permite el acceso a contenidos protegidos por propiedad intelectual y deja a los clientes sin respaldo alguno en caso de problemas técnicos, fallas o asuntos legales.

En la actualidad, se estima que en Chile existen alrededor de 300.000 de estos dispositivos, posicionando a la piratería como el quinto operador del mercado. Dicha cifra es obtenida por la suma de los ingresos de FTA al país desde 2012 hasta 2016, que en promedio superan los 65 mil por año.

El “Key Sharing”, llamado también compartición de llaves, es actualmente el método de violación de propiedad intelectual más utilizado.

Según el último informe entregado por el Business Bureau, en Chile existen alrededor de 172 mil hogares conectados al cable de forma ilegal, los denominados “colgados”, aunque la cifra podría alcanzar los 220 mil si se consideran los casos no reportados. La piratería significa una pérdida para la industria y para el Estado, donde no sólo se ven afectados los proveedores, si no que el daño arrastra a los usuarios por la baja calidad del servicio y desarrollo de contenidos propios.

Medidas Tomadas

Una de las medidas abordadas por DIRECTV, en conjunto con otras empresas del rubro, fue la creación de la Alianza contra Piratería de Televisión Paga en 2013, integrada por proveedores de contenido, operadores, compañías tecnológicas que brindan servicios a la industria, entre otras, quien a través de un grupo de proveedores de contenido, tecnología y operadores de TV paga, crearon un marco de colaboración que involucra investigaciones, capacitaciones y acciones judiciales para generar conciencia pública frente a la piratería.

Otras medidas han sido la realización de cuatro seminarios antipiratería en distintas ciudades del país.

La importancia de la concientización queda reflejada además con la publicación de dos ediciones de TV&Señal, medio impreso que entrega contenido y pretende generar conciencia sobre la problemática de la piratería.

Actualmente existe un Proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que modifica la ley general de telecomunicaciones para establecer sanciones a la decodificación ilegal de televisión satelital de pago.

El proyecto pretende avanzar en la protección de la propiedad intelectual y los derechos de autor en el mercado de televisión satelital de pago, impidiendo la comercialización transfronteriza e intrafronteriza de dispositivos y/o softwares con capacidad de decodificar señales satelitales encriptadas, sin la debida autorización del distribuidor legal y/o dueño del contenido.

Mediante el actual proyecto, no se persigue sancionar a los dueños; meros tenedores; o poseedores de los dispositivos y/o softwares descritos previamente, ya que el objetivo es sancionar a quienes lucran con el negocio de la piratería de televisión satelital de pago.

CONTENIDO RELACIONADO