Publicado el: 29 agosto 2019

Seminario Juguemos Limpio: “Cómo una Economía Ilícita Amenaza Nuestro Futuro” presentó Estudio y cifras del comercio ilícito en Arica

“Más del 90% de los cigarrillos comercializados en Arica son ilegales”, fue uno de los datos aportados por Estudio sobre comercio ilícito de cigarrillos en Chile 2019  en el que  también se da a conocer que el Fisco deja de percibir cerca de US$500 millones al año por comercio ilegal de cigarros.

Juguemos Limpio Arica (1)

El jueves 29 de agosto en Arica se realizó el Seminario “Juguemos Limpio: cómo una economía ilícita amenaza nuestro futuro”. La cita organizada por el Observatorio del Comercio Ilícito (OCI) de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC) reunió a diferentes autoridades y expertos para abordar el tema del contrabando y discutir cómo impacta el comercio ilegal en el desarrollo socioeconómico de la Región de Arica y Parinacota y las oportunidades que existen para combatirlo, además de lanzar la campaña “Juguemos Limpio: Hazlo por ti, hazlo por Arica”.

El encuentro contó con la participación del senador José Miguel Insulza; el director nacional de Aduanas, José Ignacio Palma; el presidente y la gerente de Estudios del Observatorio de Comercio Ilícito, Ricardo Mewes y Bernardita Silva, y la académica y experta en seguridad Lucía Dammert, además de funcionarios de Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones, personal del Servicio Nacional de Aduanas y, la Confederación Nacional de Suplementeros de Chile (Conasuch), entre otros.

El presidente del OCI, Ricardo Mewes, señaló que la economía informal generaría una evasión tributaria de $ 6.290 millones de dólares anuales, dinero que podría ser utilizado por el Estado para materias prioritarias en la agenda pública. Además, resaltó la importancia de conectar y movilizar al sector público y privado para avanzar en una política nacional de crimen organizado. “Lo esencial es visibilizar un fenómeno que es real, que es complejo, y lo más importante creo yo es que a las personas que están comercializando informalmente les va a producir un beneficio entrar en la formalidad” señaló.

También participó del encuentro el senador, José Miguel Insulza, quien habló sobre cómo la agenda legislativa puede ser una herramienta para combatir el comercio ilegal. “La normativa para perseguir los delitos de contrabando es muy limitada, lo que hace que este crimen sea uno de los delitos preferidos del crimen organizado” afirmó. Añadió que espera que la próxima semana se discutan en la comisión mixta el proyecto de ley pendiente en el Congreso para combatir el crimen organizado en el comercio ilícito.

Por su parte, el director nacional de Aduanas, José Ignacio Palma, expuso las cifras de contrabando de la región de 2018 y de 2019, destacando que en el primer semestre de 2019 hubo un 79% más de productos confiscados versus el primer semestre de 2018. Este fenómeno genera una evasión tributaria por más de US$ 6.290 millones. Con respecto al trabajo en conjunto con la CNC comentó que: “Estamos muy contentos con la labor que hemos realizado con la entidad porque efectivamente hemos podido generar en conjunto tareas de fiscalización y de difusión. Para nosotros esta alianza es muy relevante porque en definitiva todo lo que signifique comercio ilícito afecta a la economía del país, la remuneración fiscal, la salud de la población y la seguridad de la frontera”.

La académica y experta en criminología, Lucía Dammert, explicó los efectos sociales del comercio ilícito, destacando que el impacto de las bandas criminales es mucho más grande en las ciudades con fronteras. “Lo más sustancial es reconocer que el contrabando tiene importancia nacional, pero en zonas como Arica el peligro es mayor. Esto, porque genera economías de burbuja que impactan en el nivel laboral, en la normalización de ciertas prácticas ilegales y que finalmente pueden llegar a ser un atractivo para grupos internacionales, y en ese sentido hay que tener mucho cuidado” señaló.

La gerente de Estudios de la CNC, Bernardita Silva, dio a conocer los resultados del Estudio sobre comercio ilícito de cigarrillos en Chile 2019 del OCI y British American Tobacco Chile (BAT) y realizó un análisis de la región Arica y Parinacota. El informe concluyó que un 60,8% de los cigarrillos que se consumen en la Zona Norte del país son de origen ilícito. Específicamente en la ciudad de Arica, 9 de cada 10 cigarrillos consumidos, son ilegales. Además, dio a conocer que el Fisco deja de percibir cerca de US$500 millones al año por comercio ilegal de cigarros.

Finalmente, el OCI y BAT Chile lanzaron la campaña “Juguemos Limpio: Hazlo por ti, hazlo por Arica”, que busca generar conciencia tanto a comerciantes como consumidores de la amenaza económica que es para la región el comercio ilícito. El gerente comercial de BAT, Ignacio Allard, señaló que la importancia de la campaña apunta a que los comerciantes formales no se sigan viendo dañados por el comercio informal ya que afecta en gran medida su economía.