Publicado el: 8 junio, 2016

NO al comercio ilícito: tarea de todos

Columna de Opinión para Diario Concepción
Ricardo Mewes Schnaidt
Presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo


Aplaudimos la medida impulsada por el municipio de Concepción de multar a aquellas personas que compran en el comercio ilícito.  Porque ¿no es acaso el comprador un cómplice que está amparando un delito?  Ese comprador, ¿tiene conciencia de las garantías que pierde al adquirir un producto ilegal? Quizás tampoco está al tanto del daño a la salud que puede generar un artículo que se comercializa sin cumplir la normativa vigente como puede ocurrir con cigarrillos y cosméticos falsificados.

Uno de los ámbitos históricos de preocupación y trabajo de la Cámara Nacional de Comercio ha sido el combate permanente a la informalidad en el sector comercio, que se traduce en expresiones como contrabando, comercio ilegal, piratería y abusos a la propiedad intelectual, fenómenos que repercuten en forma negativa en nuestro país en términos económicos, sociales, culturales y legales.

Un dato: el comercio ilícito de cigarrillos en Chile se ha incrementado tanto que ya representa el 11,4% del mercado nacional y una evasión tributaria que supera los 215 millones de dólares. El desarrollo de esta actividad ilícita está teniendo un efecto perjudicial en un amplio rango de industrias: software, artículos de lujo, cosméticos, música y hasta fármacos. El daño merma la posibilidad del sector de desarrollar investigación y mejoras, lo que a la larga impacta en los consumidores. Por su parte, el Estado deja de recibir ingresos por la recaudación de impuestos, los que podrían ser destinados a materias prioritarias y sensibles en la agenda social.

El comercio ambulante ilegal es una amenaza al orden público, produce competencia injusta hacia los negocios formales y representa un daño para quienes se desempeñan en él dado que trabajan sin contrato y sin previsión social.  Más aún, existe alta correlación entre el comercio ambulante y la delincuencia, no sólo por el hecho de la venta ilegal de productos, sino también por el ambiente que se genera que es altamente vulnerable al robo y los asaltos.

Así lo confirma nuestra Décimo-Tercera Encuesta de Victimización del Comercio que dice que el 45,7% de los establecimientos comerciales fue víctima de algún delito durante el segundo semestre de 2015, porcentaje que sube a 54,3% en aquellos con comercio ambulante ilegal en su entorno.

A través del “Observatorio del Comercio Ilícito” como Federación Gremial queremos enfrentar esta problemática país. Con esta iniciativa pionera, tanto en Chile como en América Latina, buscamos posicionarnos como un referente en su combate y contar con una herramienta que permita generar conciencia sobre su impacto, junto con sistematizar y analizar información relevante sobre el tema. Creemos que así podemos contribuir en la toma de decisiones y en la generación de políticas públicas destinadas a su fiscalización y erradicación. Este Observatorio y su misión aúnan esfuerzos de instituciones públicas y privadas. Sin embargo, debe contar también con el apoyo ciudadano, porque decirle NO al comercio ilícito es una tarea de todos y es nuestra invitación y compromiso. www.comercioilicito.cl