Publicado el: 4 octubre 2016

Latinoamérica se une para enfrentar el contrabando

Con el objetivo de avanzar en la construcción de propuestas para combatir el contrabando en los sectores más afectados, se llevará a cabo el “Primer encuentro de mesas sectoriales de la ALAC (Alianza Latinoamericana Anti-Contrabando)” en Bogotá, los días 5 y 6 de octubre.

El 5 y 6 de octubre se realizará el “Primer encuentro de mesas sectoriales de la ALAC (Alianza Latinoamericana Anti-Contrabando)” en Bogotá, Colombia. En la cita participarán representantes de los sectores más afectados a nivel latinoamericano; acero, metalmecánica, cigarrillos, textiles,  confecciones y  plásticos.  Además participarán representantes de los gobiernos de Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Perú y Venezuela, mientras se esperan las confirmaciones de Brasil y Panamá.

Desde Chile viajarán representantes del Observatorio del Comercio Ilícito (OCI), entidad nacida al alero de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC) y que reúne entidades públicas y privadas:  Aduanas, Carabineros, PDI, Direcon, SII, Fiscalía e INAPI y las industrias de software, libros, música, tabaco, turismo, cosmética, juguetes, TV de pago y vestuario, calzado y accesorios.

El principal objetivo del encuentro es avanzar en la construcción de propuestas para combatir el contrabando en cada uno de los sectores afectados y redactar un documento con recomendaciones y propuestas. Este será presentado en la próxima Cumbre Iberoamericana de Presidentes, a realizarse los días 28 y 29 de octubre, en Cartagena de Indias, Colombia.

De acuerdo con lo convenido en el IX Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico, realizado en  junio en Puerto Varas, se estableció que el comercio ilegal constituye un obstáculo importante para el desarrollo de un proceso de integración y del libre comercio y se solicitó a los gobiernos participar de manera activa en mesas público-privadas que aborden la problemática. Por lo mismo, el Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico destacó el aporte que hacen en ese sentido iniciativas como el Observatorio de Comercio Ilícito.

El contrabando en la región

Se estima que cada año a América Latina ingresan entre US$70.000 millones y US$85.000 millones en mercancía de contrabando, es decir, un poco más del total de las importaciones de un país como Chile para todo un año.

El contrabando pasó de estar en manos de unos cuantos comerciantes de las fronteras, a estructuras criminales que se dedican a la competencia desleal, el lavado de activos, la financiación del terrorismo, entre otros.

Los productos más contrabandeados en América Latina son principalmente confecciones y textiles, cigarrillos y licores, gasolina, acero, enseres de la canasta familiar y cemento.

El contrabando en Chile

En Chile el contrabando de mercancías es un delito que ha ido en permanente alza. Sólo durante 2015, y sin considerar el tabaco, hubo casi 3 millones de especies confiscadas, esto es un 34% más que en 2014.

Dentro de las especies más decomisadas contra la Propiedad Industrial se encuentran los juguetes, con un 40% del total; luego ropa con 31% y cigarrillos con un 7%, de acuerdo con estadísticas del OCI, Aduanas, PDI y Ministerio Público. Las especies incautadas equivalen a un valor comercial de US$45.420.881, precio de retail de estas mercancías si hubieran sido originales.

Este valor supera los US$1.000 millones si consideramos que no se incluye en esta estimación las falsificaciones que se producen internamente. Estamos entonces hablando de una pérdida fiscal que supera los US$ 160 millones si se vendieran como originales y más de US$ 360 millones si incluimos cigarrillos.