Publicado el: 11 octubre 2019

INTA colabora con CNC para crear conciencia en escolares sobre las falsificaciones

La Asociación Internacional de Marcas y la Cámara Nacional de Comercio generaron una alianza para educar sobre la importancia de la protección de propiedad intelectual e industrial.

La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC) es una federación gremial cuyo objetivo es representar al comercio, los servicios y el turismo de Chile a través de la colaboración y participación del mundo público-privado para lograr el desarrollo óptimo del país. Desde 1994, la CNC administra la Fundación Nacional de Comercio para la Educación (COMEDUC), una institución privada sin fines de lucro que administra 19 escuelas. En 2016, el gremio preocupado por el avance del comercio ilegal en el territorio chileno decide fundar el Observatorio del Comercio Ilícito, una alianza público-privada que busca combatir todas las formas de comercio ilícito.Aquí, el presidente de CNC, José Manuel Melero Abaroa, y la subdirectora de COMEDUC, Tatiana Arce, discuten cómo estas dos organizaciones, junto con las iniciativas de sensibilización del consumidor de INTA, trabajan para combatir la falsificación y promover los derechos de propiedad intelectual (PI) en Chile.

¿Qué desafíos enfrentan los consumidores y las marcas en Chile con respecto a las falsificaciones?

Uno de los desafíos más relevantes en términos de consumidor es efectivamente concientizar respecto de los peligros que representan las falsificaciones, porque más allá de tener un producto que no cumple con las características mínimas del original puede poner en riesgo al consumidor. Por ejemplo, un cosmético sin aprobación sanitaria del Instituto de Salud Pública (ISP) puede provocar reacciones alérgicas; un artefacto eléctrico (cargador de celular o luces navideñas) sin la certificación de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) puede generar un incendio; o un juguete puede haber sido fabricado con pinturas tóxicas y componentes como el tolueno, que ponen en riesgo la salud de nuestros hijos.

Y para las marcas el desafío es movilizarse y tomar una postura decidida en el combate del comercio ilegal y falsificación de sus productos, porque hemos observado que la mejor estrategia para combatir este ilícito es la sinergia entre públicos y privados.

¿Qué fue lo que movilizó a la CNC, a través de su Observatorio del Comercio Ilícito (OCI), para que COMEDUC participara de la Campaña Unreal de INTA?

El Observatorio del Comercio Ilícito tiene como misión promover la reflexión en torno a la problemática del comercio ilegal y evidenciar los riesgos asociados a este. Es así como dentro de las diferentes iniciativas del OCI, se desarrolló un documento con 22 medidas para el combate del comercio ilegal y dentro de estas propuestas se identificó específicamente la necesidad de realizar charlas educativas en colegios para capacitar a los alumnos en la identificación de productos de contrabando y/o falsificados. Allí, es cuando el Observatorio solicita a COMEDUC, Fundación Educacional de la Cámara Nacional de Comercio, colaborar con esta tarea.

¿Cómo han aumentado las presentaciones de la Campaña Unreal en Chile la conciencia de los derechos de propiedad intelectual y el peligro de los productos falsificados?

Los talleres se desarrollan en un contexto en donde los estudiantes, los voluntarios de INTA y los profesores de diversas asignaturas (de acuerdo al horario)  desarrollan reflexiones desde distintas perspectivas, eso ha sido un tremendo aporte en la ampliación de sus visiones, no nos cabe duda que la apertura de estos espacios nos permitirá desarrollar conciencia y contribuir a formar la sociedad que queremos, más respetuosa y justa para todos.

¿Qué valor le atribuye a trabajar estos temas en la formación de los alumnos de los liceos de la Fundación Educacional COMEDUC?

Como piloto nos parece realmente significativo que los estudiantes técnico-profesionales de la red COMEDUC sean los primeros en recibir este aprendizaje, pues les entrega herramientas para tomar conciencia del daño que provoca el comercio ilegal y, por otra parte, el día de mañana cuando participen en sus primeras prácticas profesionales estarán capacitados para identificar los productos falsificados y sus peligros.

¿Qué tipo de comentarios y / o preguntas ha recibido de los estudiantes con respecto a las presentaciones?

Existe un alto interés de los estudiantes que participan de los talleres, nos sorprende el conocimiento y la motivación de ellos hacia el tema. Asimismo, los estudiantes logran identificar los riesgos muy cerca de ellos, el comercio ilícito es parte de los paisajes más próximos en los que ellos se desenvuelven cotidianamente. Desde esta experiencia y los alcances que tiene para la sociedad en su conjunto.

¿Cómo ha sido útil la Campaña Unreal para los estudiantes de primer año medio en particular? ¿Por qué se eligió este grupo en particular para el programa?

Nuestro interés es que los estudiantes de primer año medio puedan transmitir, en lo sucesivo estas inquietudes a sus compañeros de cursos superiores y a toda la comunidad educativa. Pensamos que desde esta perspectiva podemos ser un aporte en el aumento de la conciencia ciudadana y promover una postura activa en el resguardo de las comunidades.

¿Qué planes hay para una continuación entre la alianza relativa a la Campaña Unreal entre INTA y COMEDUC para el próximo año?

Nuestro interés es desarrollar una línea formativa permanente, que se transforme en un sello de nuestros liceos. Hoy tenemos a alrededor de 3.500 estudiantes de primero medio que tienen inquietudes e interés de seguir indagando y reflexionando sobre el comercio ilícito y sus alcances. Para nosotros, el propósito final es poder llevar progresivamente el contenido de los talleres al debate en todos nuestros niveles, hoy la asignatura de Formación Ciudadana nos permite avanzar desde el taller al currículum formal.

Lee la entrevista en inglés aquí.