Publicado el: 17 enero 2017

Instituto Chileno del Acero se integra al Observatorio del Comercio Ilícito

La institución sin fines de lucro participó junto al OCI en el encuentro de mesas sectoriales de la Alianza Latinoamericana Anti-Contrabando.

El Instituto Chileno del Acero (ICHA) selló su ingreso al Observatorio del Comercio Ilícito,de la Cámara Nacional de Comercio, formando parte del grupo de industrias afectadas por el comercio ilegal.  Esta institución privada, sin fines de lucro, articula a los distintos componentes de la Red de Valor del Acero con el objetivo de impulsar nuevos usos y soluciones en acero junto a un adecuadonivel de exigencias técnicas y de fiscalización.

El trabajo contra el comercio ilegal de ICHA llevó a que participara junto al Observatorio del Comercio Ilícito en el “Primer Encuentro de Mesas Sectoriales” de la Alianza Latinoamericana anti-Contrabando (ALAC), en Bogotá a inicios de octubre.

“Como Observatorio tenemos las puertas abiertas a integrar a todas las industrias que estén interesadas en combatir activamente el comercio ilícito y fomentar la cultura de respeto a la propiedad intelectual”, afirmó la directora ejecutiva del OCI, Bernardita Silva.

De acuerdo a las cifras del Instituto Chileno de Acero, en Chile el consumo aparente de acero en 2015 ascendió a 2,79 millones de toneladas, donde el 65% es de origen importado.

Por su parte, Juan Carlos Gutiérrez, director ejecutivo del Instituto Chileno del Acero señaló que “para potenciar el desarrollo de soluciones en acero, es fundamental el cumpliminto de las especificaciones técnicas, por lo que consideramos que el observatorio del comercio ilícito puede elaborar estudios para dimensionar el comercio ilícito del material”.

El ejecutivo de ICHA comentó que durante 2016, se han detectado eventos de “contrabando técnico”, es decir, importación de productos usando otras glosas arancelarias, con el propósito de evadir controles en nuestras fronteras. “Nuestras aduanas se abocan, como lo exige la ley, al control del pago de los impuestos principalmente, pero hace falta avanzar como en otros países industriales de latinoamerica, en la implementacion de ordenamientos que nos protejan de la entrada de productos de mala calidad que pueden poner en riesgo la vida de personas o la viabilidad de estructuras”, afirmó.

Así, ICHA pasa a formar parte del OCI al igual que las industrias de la música y películas, libros, softwares, tabaco, juguetes, vestuario, calzado y accesorios, cosmética, tv de pago y turismo.

Etiquetas: