Tabaco

Descripción

En Chile la compañía más grande en esta industria es British American Tobacco, que a través de su filial BAT Chile S.A., comercializa y distribuye siete marcas de cigarrillos: Kent, Lucky Strike, Dunhill, Pall Mall, Belmont y Hilton.

Con una participación del 93%, la compañía atiende a más de 27 mil puntos de venta a lo largo y ancho del país, empleando a más de mil trabajadores.

El tabaco es cultivado en nuestro país por más de 400 pequeños y medianos agricultores ubicados entre las regiones de O’Higgins y Biobío. Luego del proceso de cultivo, el tabaco es recolectado en la planta de BAT Chile en San Fernando, para luego ser procesado en la fábrica de Casablanca.

La normativa legal que rige la comercialización de este producto en Chile es la Ley 19.419.

BAT Chile, dando cumplimiento a todas las regulaciones vigentes, aplica los más altos estándares internacionales en todos sus procesos, y comercializa productos para mayores de edad, quienes, informada y voluntariamente, deciden fumar. En este marco, la compañía apoya toda iniciativa tendiente a evitar y desincentivar la venta y el consumo de cigarrillos por parte de menores de edad.

Impacto del comercio ilícito

El contrabando de cigarrillos es el cuarto crimen organizado que más dinero mueve en el mundo, después del narcotráfico, la venta ilegal de armas y la  trata de blancas, llegando a 660 billones de unidades anualmente.

En nuestro país, el comercio ilícito de cigarrillos ha crecido seis veces en los últimos cinco años, llegando a representar un 22,3% del mercado nacional durante el primer semestre de 2017, según un estudio elaborado por el Observatorio del Comercio Ilícito y British American Tobacco.

El contrabando y la falsificación son los mayores problemas que sufre el comercio formal, enfrentando una situación de desventaja y competencia desleal frente al mercado negro.

La actividad ilegal además favorece la consolidación de bandas criminales y daña al Fisco, que pierde US$ 500 millones anuales por concepto de evasión tributaria.

El impuesto al tabaco representa actualmente el 82% del valor final del cigarrillo, lo que ha vuelto cada vez más lucrativo al comercio ilegal en este rubro, ofreciendo bajos precios a los consumidores, quienes acceden a productos más económicos pero que no se rigen por ningún tipo de normativa sanitaria.

A ello se suma la baja penalidad para estos delitos y el menor precio del producto en los países vecinos.

Respecto al volumen, la concentración más alta de cigarrillos ilegítimos se encuentra en la zona norte del país (40,2%), le sigue Santiago (24%), zona sur (16,8%) y centro (12,7%).

Asimismo, el estudio revela que el 56% de los cigarrillos ilícitos son adquiridos en la ferias libres, comercio callejero e internet.

Medidas Tomadas

Regularmente la Policía de Investigaciones, Carabineros, el Servicio de Impuestos Internos y el Servicio Nacional de Aduanas se encargan de la fiscalización y persecución de este delito.

En marzo del 2015 la Subsecretaría del Interior implementó la denominada “Mesa del tabaco”, reuniendo a los diferentes actores públicos vinculados a la fiscalización de este delito, con el objetivo de estudiar y establecer medidas en los próximos años.

Asimismo, el Observatorio del Comercio Ilícito está trabajando el tema a nivel regional en las mesas sectoriales de la Alianza Latinoamericana Anti Contrabando (ALAC), que tuvo su primera versión en Bogotá el 2016 y está próxima a aterrizar en Chile en marzo de este año.

Fuentes:

-British American Tobacco Chile Operaciones S.A (BAT Chile) http://www.batchile.com/