Publicado el: 28 junio 2016

Estación Central se suma a iniciativas de multar a compradores del comercio ambulante ilegal

La municipalidad cursará partes de cortesía de 5 UTM que se volverán una realidad a contar de septiembre. Mientras, la problemática se repite a lo largo del país.

La municipalidad de Estación Central se suma a las estrategias de las comunas de Santiago y Concepción para combatir el comercio ambulante ilegal. Inspectores municipales y Carabineros cursarán partes de cortesía cercanos a las 5 UTM ($228.000) a los transeúntes que sean sorprendidos comprando en el comercio informal.

La campaña de Estación Central lleva por nombre “Comprar en el comercio ambulante ilegal es un delito” y pretende sensibilizar a los potenciales clientes de los riesgos asociados a este fenómeno.

De acuerdo a un artículo publicado por diario La Hora, la campaña comienza durante julio con la entrega de información, para luego en agosto pasar a cursar partes de cortesía, los que se convertirán en una realidad durante el mes de septiembre.

La municipalidad de Santiago fue la primera en implementar esta iniciativa, cuando en agosto de 2015 lanzó la campaña “Dile no al comercio ambulante ilegal”. Este año se sumó el municipio de Concepción, que en alianza con la Gobernación Provincial implementaron “Comercio seguro derecho de todos y todas”.

Problemática nacional

Por cierto el fenómeno del comercio ambulante ilegal es una realidad instalada a lo largo de Chile, y son muchos otros municipios los que buscan soluciones para disminuir los efectos adversos de esta problemática.

Un editorial del diario El Día de la región de Coquimbo evidencia el drama que significa el comercio ambulante ilegal en la región, y destaca la iniciativa aplicada por la municipalidad de Concepción.

Por su parte, la Cámara de Comercio de Calama le solicitó al alcalde de la localidad, Esteban Velásquez, una reunión para buscar una solución al problema de los ambulantes, a quienes atribuyen las bajas ventas que se observan en el centro.

En tanto, en el puerto de San Antonio unos diez ambulantes fueron multados por Carabineros en un operativo para erradicar el comercio ilegal.

El tema se torna complejo pues los clientes de los ambulantes ilegales tienden a defender a estos comerciantes al desconocer los riesgos y perjuicios que causan. Sin considerar, por ejemplo, que los productos que venden no cuentan con las normas sanitarias autorizadas o infringen la ley de propiedad intelectual e industrial.

Etiquetas: