Publicado el: 22 marzo, 2017

Esfuerzo público y privado contra el contrabando

Carta al director de El Mercurio
Ricardo Mewes Schnaidt
Presidente Cámara Nacional de Comercio (CNC)


La trayectoria de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC) da cuenta del compromiso de la institución por combatir el contrabando, el comercio ilegal y la piratería. La organización en Santiago del “Segundo Encuentro de Mesas Sectoriales Contra el Contrabando de América Latina”,  este jueves y viernes, es una muestra de ello y también de la importancia de aunar esfuerzos regionales para enfrentar este delito.

Este encuentro forma parte del programa de actividades de la Alianza Latinoamericana Anticontrabando (ALAC), donde el Observatorio del Comercio Ilícito, proyecto de la CNC, es un integrante activo. Esta alianza, que reúne el trabajo de entidades públicas y privadas, facilitará el intercambio de información y generará colaboraciones y propuestas estratégicas que trasciendan las fronteras de los países. Cuenta, además, con el apoyo de los Presidentes de la Alianza del Pacífico.

Cada año nuestro continente pierde entre 0,9% y 2% del PIB debido al comercio ilícito. Se trata de un delito grave, que nos afecta económica, social y políticamente y con el cual hemos convivido por décadas. Constituye también un problema de competencia desleal, una espiral de malas prácticas que conlleva a una economía más informal; menor recaudación de impuestos y más incentivos y facilidades para las organizaciones criminales dedicadas al lavado de dinero a través de actividades ilícitas.

En esta cita en Santiago esperamos avanzar en un plan que nos permita ir concretando, a corto y mediano plazo, las propuestas y lineamientos consensuados en el Primer Encuentro, que se realizó en Colombia en octubre del 2016. Evaluaremos la creación de un Observatorio Regional sobre contrabando, una herramienta que será clave para obtener un diagnóstico confiable e información actualizada sobre cómo se comporta este delito.

La experiencia obtenida con nuestro Observatorio del Comercio Ilícito, da cuenta de que vamos por el camino correcto. Al liderar y coordinar el trabajo de instituciones públicas y privadas en Chile en pos de erradicar este flagelo, solamente en estos meses de trabajo, hemos podido reunir datos de las principales industrias afectadas y visibilizar las implicancias para los consumidores.

Por lo mismo, la participación de la CNC junto a la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) en esta iniciativa, releva la convicción que sólo los esfuerzos mancomunados de los gobiernos, privados, asociaciones gremiales e industrias afectadas podrán frenar y erradicar el comercio ilícito de América Latina.