Publicado el: 19 enero 2018

Consumidores pueden ser multados al comprar en el comercio ilícito en estas cuatro comunas

Ordenanzas municipales están centrando el ataque en la demanda para así lograr disminuir la oferta de artículos ilegales.

Ante el constante aumento del comercio ambulante ilegal en calles, avenidas y paseos turísticos de diversas ciudades del país, algunos municipios están endureciendo las medidas para frenar esta actividad ilícita que, además, trae aparejado un incremento de la delincuencia ahí donde se desarrolla.

Viña del Mar, Santiago, Estación Central y Concepción, son algunas de las comunas que han decidido cambiar parte de su estrategia y han introducido sanciones a los compradores que adquieren productos a vendedores que no cuentan con los permisos adecuados. Atacando la demanda esperan disminuir la oferta ilícita.

Así, por ejemplo, la ordenanza Nº59 de la I. Municipalidad de Santiago, que data de 1994 y que fue actualizada en 2016, establece multas de 1 a 3 UTM (de $47.019 a $141.057) para los compradores; en caso de que la persona no pague el dinero, será declarada en rebeldía y arriesga una orden de arresto en su contra. El panorama incluso puede ser peor dado que, si se comprueba que el artículo adquirido es robado, podría configurarse el delito de recepción, que implica penas privativas de libertad.

Y mientras en Estación Central la multa tiene un tope de 5 UTM ($235.095), en Concepción el rango de precios de la penalización es igual a la de Santiago, según la normativa vigente desde el año 2007. En Viña del Mar, en tanto, 5 UTM es la sanción “para quienes compran productos, con el propósito de no seguir fomentando una actividad ilegal que genera precarios puestos de trabajo y una dudosa fuente de ingresos, y en la cual están presente diferentes delitos, como tributarios, aduaneros y de propiedad industrial, entre otros”, explicó la alcaldesa viñamarina Virginia Reginato en junio de 2017, luego de que el Consejo Municipal aprobara la Ordenanza Local Sobre el Comercio en la Vía Pública.

Coquimbo y Temuco podrían ser otras dos ciudades que adopten sanciones para los clientes del comercio ambulante. Así, mientras en octubre pasado se informó que el Departamento Jurídico del municipio coquimbano preparaba una ordenanza en esa línea, concejales temuquenses propusieron en mayo implementar este tipo de multas, que en principio serían cursadas con características de cortesía, tal como sucedió primeramente en Concepción.

La piedra de tope para el éxito total de estas iniciativas es lograr que se cumplan. Esto, debido principalmente a que las personas son reticentes a mostrar y/o entregar sus documentos de identificación a los inspectores municipales, quienes son los llamados a cursar los partes. Es por ello que la coordinación con Carabineros ha sido fundamental a la hora de organizar operativos contra el comercio ambulante ilegal.

Etiquetas: