Publicado el: 24 octubre 2016

Comercio ilícito de cigarrillos aumenta el consumo en menores

Un 86% de los jóvenes de 14 y 17 años declara que el menor precio es el principal factor que determina la compra por sobre otras variables como la calidad del tabaco.

Los menores de edad compran tres veces más cigarrillos ilegales que los adultos, según arrojó un estudio realizado por el Observatorio del Comercio Ilícito (OCI), de la Cámara Nacional de Comercio.

La investigación, llevada a cabo en las ciudades de Valparaíso y Arica, reveló que un 86% de los jóvenes de entre 14 y 17 años declara que el menor precio es el principal factor que determina la compra, por sobre otras variables como la calidad del tabaco.

Un dato relevante si se considera que los cigarrillos de contrabando y falsificado son los que ofrecen los precios más bajos, llegando a ser 3 veces más baratos que en el mercado establecido, donde la venta a menores de 18 años está prohibida.

En el caso de Valparaíso, si un 4% de los adultos compra en el mercado ilegal, la cifra aumenta a un 11% cuando se trata de jóvenes, triplicando el porcentaje de los mayores.

Al observar los hábitos de consumo en Arica, se concluye que el comercio ilícito afecta de igual forma el consumo de adultos y menores. Si un 76% de lo que se consume en la ciudad del norte corresponde a cigarrillo ilícito, un 75% de los jóvenes que declaran fumar accede a este producto en el mercado negro.

“Lo que nos dice este estudio es que el contrabando y los falsificados sí impactan en la demanda de los menores de edad, dado que este segmento tiene más restricciones presupuestarias y por lo mismo, es más sensible a la variable precio”, explica la directora ejecutiva del Observatorio del Comercio Ilícito de la CNC, Bernardita Silva.

Por lo mismo, continúa la economista, “la política pública destinada a disminuir el consumo de tabaco en niños y adolescentes, debe considerar una acción más enérgica de fiscalización y combate al comercio ilegal de cigarrillos para que sea realmente efectiva. Lo que observamos aquí es que los menores acceden más fácilmente a este producto en el mercado negro, porque es más económico y porque obviamente no está regulado”.

Otro de los datos que establece el estudio es que los menores de edad en Arica diferencian la cajetilla de contrabando y pese a esto un 74% lo consume.

Junto con ello destaca que un 79% de los menores de edad en Arica y un 40% en Valparaíso compran este producto ilícito en botillerías, y en otro tipo de comercio establecido, como kioscos y almacenes, además de las ferias libres.

FICHA TÉCNICA

  • El estudio tuvo como objetivo conocer el impacto del comercio ilegal de cigarrillos en el consumo de menores de 14 a 17 años. Se abordó a 1794 estudiantes de entre 13 y 17 años que cursan estudios secundarios (8° básico a 3° medio) en las regiones de Arica y Valparaíso. El instrumento utilizado fue encuestas auto aplicadas por estudiantes de 54 colegios de ambas regiones, en las inmediaciones de los colegios.
  • Los datos fueron ponderados según grupos de edad y género de acuerdo a estimaciones del INE 2015 por comuna.
  • Las encuestas se realizaron desde el 22 de marzo al 18 de abril del 2016.