Publicado el: 30 agosto 2017

CNC donó a Aduanas de Chile máquinas para destruir cigarrillos de contrabando

La entrega de la donación estuvo a cargo del presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), Manuel Melero.

El Presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, Manuel Melero, hizo entrega de una de las tres máquinas chipeadoras que donó la institución al Servicio Nacional de Aduanas, con el fin de colaborar en el combate del contrabando de cigarrillos. 

Solo en lo que va de este año, el Servicio Nacional de Aduanas ha logrado decomisar 7.640.706 cajetillas de cigarrillos entre enero y agosto del 2017 en las 16 aduanas a lo largo del territorio nacional.

El Director Nacional de Aduanas, Claudio Sepúlveda Valenzuela, explicó que a través de esta donación, se evidencia la importancia de la colaboración público-privada en el combate del comercio ilegal. “Ésta es una pelea que nunca termina, y estamos convencidos de que estamos trabajando de forma mancomunada para enfrentar este tema que afecta la salud de nuestros ciudadanos”.

Las tres máquinas donadas por la CNC fueron destinadas a las oficinas de Arica, Iquique y Tocopilla, zonas muy afectadas por esta forma de contrabando. El presidente de la CNC, Manuel Melero, señaló que “el contrabando de cigarrillos en  nuestro país va destinado, en un 100%, al comercio ilícito, compitiendo de manera desleal con el comercio establecido, pero, además, exponiendo a la población a graves daños en su salud. Según los datos que maneja el Observatorio del Comercio Ilícito, de la CNC, el comercio ilegal provoca un daño cercano a los 500 millones de dólares anuales, de los cuales cerca de la mitad se relacionan con el contrabando de cigarrillos”.

Junto con agradecer la donación, el Director Nacional de Aduanas explicó que esta acción “es el resultado de las profundización de las relaciones que venimos desarrollando desde hace varios años con el mundo, que tiene una de sus grandes expresiones en el Consejo Aduanero Público Privado (CAPP) y en el constante intercambio de información y buenas prácticas”.

Las máquinas chipeadoras donadas por la CNC, avaluadas cada una en $3.255.000, permiten destruir periódicamente pequeños volúmenes de cigarrillos decomisados, ya sea a partir de procedimientos propios de Aduanas o aquellos realizados por las policías en la ciudad, ferias libres u otros puntos de venta minoristas.

 

Etiquetas: