Propiedad intelectual

Dentro del sistema de Propiedad Intelectual existente en Chile, el derecho de autor y los derechos conexos conforman un área específica que se encuentra regulada por la Ley 17.336 de Propiedad Intelectual, que protege al autor y a su obra intelectual.

Los desarrollos recientes, en términos de nuevas tecnologías, han trastornado el derecho de autor con un aumento constante en el uso no autorizado de obras musicales, audiovisuales y cinematográficas protegidas.

Por su parte, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) agrega otra categoría: Propiedad Industrial. Con el fin de fomentar una cultura de respeto en torno a esta materia, la OMPI instauró el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, que se celebra desde el año 2001 cada 26 de abril.

Los delitos contra la Propiedad Intelectual están relacionados al contrabando, falsificación y piratería, fenómenos que suelen ser tolerados por los consumidores, que no ven los riesgos asociados a la compra de artículos de cuestionable procedencia y que en general asocian el perjuicio solo a las marcas afectadas y no a los efectos negativos que el producto puede provocar.

De ahí la importancia de lo que establece la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) que afirma que “el comercio de mercancías falsificadas puede ocasionar un aumento de los niveles de corrupción y un incremento de los presupuestos dedicados a seguridad ciudadana, puede poner en peligro la seguridad y la salud públicas, plantear problemas sociales y medioambientales y vulnerar el derecho penal o administrativo como en los casos de evasión fiscal y aduanera o de fraude”.