Publicado el: 4 abril 2017

Alianza Latinoamericana Anticontrabando creará Observatorio Regional para combatir el comercio ilícito

  • El Segundo Encuentro de Mesas Sectoriales contó con la participación de 73 delegados de organizaciones gremiales, empresariales y gubernamentales de 12 países.
  • Se acordó tomar como referencia la experiencia chilena con el desarrollo del Observatorio del Comercio Ilícito, de la Cámara Nacional de Comercio, para instalar el Observatorio Latinoamericano Anticontrabando.

no images were found

La Alianza Latinoamericana Anticontrabando inició los primeros pasos para la formación de un Observatorio Regional de carácter público-privado, durante el “Segundo Encuentro de Mesas Sectoriales” que sesionó en Chile con la participación de 73 representantes de asociaciones gremiales, gubernamentales y empresariales de 12 países, destacando  participación del vice ministro de Desarrollo Empresarial colombiano, Daniel Arango, y los parlamentarios colombianos Manuel Enríquez Rosero y Carlos Abraham Jiménez.

Durante la cita, organizada por la Cámara Nacional de Comercio (CNC), a través de su Observatorio del Comercio Ilícito (OCI), y la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), se conformó además un grupo de trabajo regional que evaluará y presentará una propuesta de gobernanza que otorgue institucionalidad a la recientemente formada entidad, tomando como referencia la experiencia chilena con el OCI.

El contrabando es un problema grave que afecta a Latinoamérica económica, social y políticamente. Detrás de este fenómeno existen organizaciones criminales de carácter transnacional ligadas a otros delitos como la corrupción, narcotráfico y terrorismo. Se estima que anualmente ingresan a los países de la región entre US$ 70.000 y US$ 85.000 millones en mercancía contrabandeada, es decir un monto que supera el total de las importaciones de un país como Chile en un año.

Tal como lo explica el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Ricardo Mewes, “solo en Chile, el año 2015 fueron confiscados cerca de 3 millones de productos falsificados, 34% más que el año 2014, según datos entregadas por la PDI, Aduanas y Fiscalía Nacional. El daño para la industria representa más de US$ 45 millones, lo que genera una pérdida fiscal que supera los US$ 160 millones, cifra que aumenta a US$ 380 millones cuando agregamos el contrabando de los cigarrillos”.

CNC-96En este sentido, durante el primer día de la ALAC el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, reconoció que “a veces no hacemos el suficiente esfuerzo por mirar el problema desde otros ángulos (…) Nosotros hemos hecho una labor de coordinación, hemos hecho un tremendo esfuerzo de simplificación que no es fácil de hacer, pero finalmente esa coordinación y esa simplificación nos ha permitido tener cifras más razonable para enfrentar este flagelo, que no solo afecta la salud de las personas, a las empresas sino que afecta la calidad de vida de nuestra propia población. No hay democracia posible en América Latina si los que mandan son los delincuentes. Entonces, tenemos esperanza de que esto se pueda hacer en este segundo encuentro”.

Por su parte, el vice ministro de Desarrollo Empresarial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, Daniel Arango, expuso la experiencia colombiana con la promulgación de la denominada Ley Anticontrabando, que endureció las penas para los involucrados en el ilícito ya sean los conductores de camiones que llevan las mercancías, agentes aduaneros y comerciantes ilegales. En la misma línea, destacó las campañas educativas y los esfuerzos público-privados de su país para enfrentar el contrabando.

A su vez, el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, expresó que “los esfuerzos que haga nuestra comunidad en términos de luchar contra el contrabando, serán los esfuerzos también para producir mayor equidad, para darle competitividad a la región, para que el empresariado latinoamericano se sienta tranquilo”.

Medidas transversales y sectoriales

En dos días de trabajo se desarrolló además el plan de acción emanado de priorización de cinco -de las 22- recomendaciones transversales acordadas en Bogotá el año pasado, y en la elaboración de conclusiones y estrategias conjuntas que discutieron las seis mesas sectoriales de tabaco; siderurgia, metalmecánica y producción de acero; licores, medicamentos y cosméticos; plásticos y calzado; textiles y confecciones; y ciberseguridad.

Las cinco medidas transversales priorizadas en esta oportunidad, están relacionadas a puntos concretos y efectivos posibles de ser desarrollados tanto en el corto y mediano plazo. Éstas son:

  1. Establecer un observatorio regional o repositorio regional de información sobre prácticas anticontrabando, tomando como ejemplo el Observatorio del Comercio Ilícito de Chile.
  2. Desarrollar un plan de relacionamiento de medios de comunicación, orientado a educar al consumidor en cada uno de los sectores económicos abordados, y a incentivar la cultura de la legalidad a través de los impactos económicos y sociales que tiene el contrabando en nuestros países.
  3. Promover campañas pedagógicas que alerten y concienticen a los consumidores sobre los riesgos adversos para la salud humana, la seguridad e integridad al adquirir y consumir bienes de contrabando.
  4. Educar al consumidor sobre la conveniencia de denunciar ante las autoridades competentes las prácticas de contrabando.
  5. Trabajar coordinadamente con las asociaciones nacionales de protección al consumidor en la elaboración de las campañas pedagógicas. Asimismo, crear éste tipo de asociaciones en aquellos países que no cuentan con dichas asociaciones.

Asimismo, las mesas sectoriales aportaron interesantes conclusiones que surgieron de la discusión a partir de las CNC-387problemáticas que viven sus industrias. La mesa de ciberseguridad concluyó que es vital crear y fortalecer la institucionalidad gubernamental, al tiempo que se debe estandarizar los delitos relacionados a ciberdelincuencia, propiedad intelectual y contrabando.

En tanto, la mesa dedicada a tabaco planteó la importancia de crear unidades especializadas para detectar y frenar el contrabando de cigarrillos, así como el intercambio efectivo de información entre privados y públicos.

Entre las propuestas de los representantes de la siderurgia se encuentra el facilitar el flujo de información entre países y acuerdos de cooperación, a través de la creación de un directorio de aduanas. Así, las mesas acordaron seguir trabajando para concretar las propuestas planteadas.

El tercer encuentro de ALAC, se llevará a cabo en Guatemala en octubre, con el objetivo de seguir trabajando e implementando las 22 recomendaciones transversales que comprenden el fortalecimiento de la cooperación público-privada, la mejora de la infraestructura tecnológica y física, la armonización normativa, la comunicación y pedagogía.

Países que conforman la ALAC

Argentina

Bolivia

Brasil

Chile

Colombia

Costa Rica

Ecuador

Guatemala

Honduras

Perú

Panamá

Venezuela

Etiquetas: